Jamstack: porqué deberías abandonar WordPress

Daniel Soares

Daniel Soares

18 de noviembre de 2020

3 min de lectura

WordPress revolucionó la web. Permitió que centenas de millones de negocios pudieran estar en internet, a una fracción de costo de lo que era desarrollar un sistema completo.

Todo un ecosistema de desarrollo de extensiones y temas surgió a su entorno, y lo que antes era una ventaja - su expansión - se volvió su mayor defecto: WordPress se saturó, pasó a ser más lento y tener graves problemas de seguridad.

Una investigación llevada a cabo por Google, demostró que XX% de los usuarios desisten de acceder a una determinada página cuando demora más de XX segundos para cargar. Póngase en el papel del usuario, y piense cuántas veces cerró una página antes de cargar en su pantalla.

Para contornar ese problema, surgió una nueva cultura de desarrollo web, enfocada totalmente en el desempeño: Jamstack.

¿Qué es Jamstack?

A diferencia de una página construida usando WordPress, una página Jamstack no necesita de un servidor central, ni de banco de datos. Ellos son pre-procesados y distribuidos en diversos servidores al rededor del mundo (CDNs). No importa si su cliente está en São Paulo, Nueva York o Tokio, su página cargará en menos de 300ms, sin cualquier costo adicional. Sí, usted no entendió mal, no existe costo de hospedaje para páginas en Jamstack.

¿Cuál es la diferencia entre Jamstack y WordPress?

Una página Jamstack es una "aplicación", que rueda en un servidor y depende de otras aplicaciones para funcionar, como un banco de datos MySQL, donde los datos de su página son almacenados. Cuando su cliente accede a la página, una requisición es hecha al servidor y este procesa el pedido, construye dinámicamente la página y retornar al cliente. Este proceso es lo que torna una página en WordPress más lenta.

Por otro lado, una página Jamstack crea todas las páginas con anticipación. Cuando un usuario accede a una página así, no existe más información para ser procesada. La página ya está lista para ser accedida, y por estar almacenada en diversos servidores, su cliente se conecta de forma automática al servidor más próximo, cargando la página con mayor velocidad.

Foto por Yancy Min

Pero eso es muy bueno para ser verdad, ¿Cuál es la trampa?

Sí, existe una trampa. El Jamstack no es para todo tipo de negocios, infelizmente. Aquellas páginas que sufren muchas actualizaciones por día, como portales de noticias, no funcionan muy bien con este abordaje. Otro ejemplo de esto, son las páginas de comercio electrónico. Ambos casos pueden ser beneficiados con Jamstack, pero eso necesita ser estudiado caso a caso.

Ahora, si su negocio exige una página institucional con un blog, Jamstack es la solución más moderna y eficiente que existe hoy: seguridad y performance inigualable, libre de costo de manutención.

Nosotros, aquí en Mars, somos especializados en Jamstack. Además de nuestra página, otros clientes ya fueron beneficiados con la leveza y economía que este método trae. ¿Está interesado? Envíenos un e-mail a hi@marscollective.co o un mensaje a nuestro WhatsApp, o por nuestro formulario de contacto.

Daniel Soares

Daniel Soares

Licenciado en Diseño y Ciencias Políticas y Sociología, trabajo con la publicidad desde 2004, donde me especialicé en desarrollo web.